Standard Post with Image

Baila, Baila, Baila

Hace ya unos días que empezó el nuevo año y, como otras veces, me dispuse a esperar activamente y con una sonrisa para ver cuáles de los proyectos que tenía en cartera iban a florecer: ¿sería el de la empresa de cosmética que quería lanzar demasiadas cosas a la vez o la formación al equipo científico que no sabía vender?, ¿o sería, más bien, el de aquella distribuidora que había crecido a lo bestia y sin control o el de aquella directiva que quería dejar de vivir en un hotel?… Pasaron unos días más y, por una u otra razón, ninguno de aquellos proyectos prosperó. Era extraño, porque había hecho lo de siempre, y a la vez era normal, porque estas cosas a veces suceden...

Leer más
Standard Post with Image

Una nueva perspectiva

Cuando miramos durante largo tiempo hacia un punto y nos concentramos profundamente, quizás para resolver un pensamiento enredado, acabamos teniendo una visión borrosa de la imagen, o bien, podemos acabar mareados. Si además lo que estábamos pensando era algo que nos preocupaba, el problema sigue ahí. Eso les pasa a los fundadores de una empresa en el caso en que tengan que tomar una decisión difícil, como por ejemplo, decidir quién les va a suceder en el negocio o cómo hacer frente a los malos resultados. Y no solamente ellos, sino también a los altos ejecutivos de empresas de referencia, cuando la tendencia del mercado les lleva a un punto de no retorno y tienen que tomar decisiones drásticas para seguir existiendo. Y finalmente, también a los soñadores, aquellos futuros emprendedores que saben a lo que les gustaría dedicarse, pero que temen equivocarse de estrategia. Todos ellos siguen mirando a ese punto fijo en la lejanía. Para dejar ese punto y avanzar, a todos ellos les receto algo hoy tan simple como osado: un cambio de perspectiva.

Leer más
Standard Post with Image

preguntas para reenfocar tu negocio (softshaking)

¿Existen periodos de tiempo en los que no pasa nada o somos nosotros los que dejamos de empujar y entonces todo se ralentiza hasta pararse? Yo creo más bien lo segundo. Al abrigo de las grandes organizaciones, es difícil percibir inmediatamente esta desaceleración, ya que somos una pieza más del engranaje y todas las iniciativas mantienen su inercia durante un tiempo, pero cuando eres emprendedor o lideras tu empresa, te das cuenta enseguida. Ves que algo no funciona. Entonces te asaltan las dudas de si tu propuesta encaja o no, o si, definitivamente, te equivocaste con la estrategia. Antes tomar una decisión drástica, ¿por qué no revisar lo elemental?

Leer más
Standard Post with Image

Superar algunos tics

En mis últimas entrevistas de trabajo, me gustaba esperar aquella pregunta típica de ¿qué crees que puedes hacer por nosotros? ¿por dónde empezarías?, para soltarles mi opinión sobre aquellas personas que, desde su entrada en la compañía, se esfuerzan solamente, o bien, en conseguir nuevas fuentes de ingreso sin pensar también en cómo mejorar las actuales, o en cambiarlo todo y a todos, sin analizar las oportunidades latentes o el talento innato de las personas. Todas las compañías quieren innovar y cambiar para crecer, y ponen todo lo que está en su mano para hacerlo posible, pero a menudo no tienen en cuenta que si las bases para asumir esos retos estratégicos no están listas - procesos, organización, personas…- el ritmo de crecimiento se verá afectado o incluso, se interrumpirá.

Leer más
Standard Post with Image

Si se puede (en seis sesiones)

Cuántos de nosotros llevamos años trabajando en lo mismo, cobrando felizmente a final de mes, disfrutando de cierta estabilidad, aburriéndonos un poco, todo sea dicho de paso, y albergando en nuestro interior una idea bastante concreta del proyecto que nos gustaría desarrollar. Sin embargo, ese pensamiento lo contemplamos entre ideal y lejano, y por eso, normalmente acabamos diciendo: quizás para más adelante… ¿Y si tu idea de negocio fuera más factible de lo que crees?, entonces, ¿la llevarías a cabo?...

Leer más
Standard Post with Image

Del negocio a la compañía profesionalizada

A veces ni los años que llevas trabajando en tu negocio, ni que seas de la segunda generación, te permiten nombrarla Compañía. Ni siquiera contando el número de empleados, que no son pocos, te atreves a llamarle Organización. Y mientras reflexionas en cómo convertirlo en una compañía y asegurar su futuro, sigues trabajando sin descanso en tu taller o comercio…

Leer más
Standard Post with Image

Un pasito hacia atrás para dar el salto

Todas las pequeñas empresas que acaban de encontrar un filón de crecimiento desean más que eso, quieren dar el salto en ventas ya que, por un lado, desde ese tamaño los propietarios tienen la capacidad para decidir sobre muchas variables y, por otro, porque desde ahí el negocio se vive a flor de piel: “si actúo rápido, si me muevo bien, tendré éxito”. Sin embargo, a menudo hay que dar primero un pasito hacia atrás...

Leer más