Standard Post with Image

Una nueva perspectiva

Cuando miramos durante largo tiempo hacia un punto y nos concentramos profundamente, quizás para resolver un pensamiento enredado, acabamos teniendo una visión borrosa de la imagen, o bien, podemos acabar mareados. Si además lo que estábamos pensando era algo que nos preocupaba, el problema sigue ahí. Eso les pasa a los fundadores de una empresa en el caso en que tengan que tomar una decisión difícil, como por ejemplo, decidir quién les va a suceder en el negocio o cómo hacer frente a los malos resultados. Y no solamente ellos, sino también a los altos ejecutivos de empresas de referencia, cuando la tendencia del mercado les lleva a un punto de no retorno y tienen que tomar decisiones drásticas para seguir existiendo. Y finalmente, también a los soñadores, aquellos futuros emprendedores que saben a lo que les gustaría dedicarse, pero que temen equivocarse de estrategia. Todos ellos siguen mirando a ese punto fijo en la lejanía. Para dejar ese punto y avanzar, a todos ellos les receto algo hoy tan simple como osado: un cambio de perspectiva.

Leer más
Standard Post with Image

Superar algunos tics

En mis últimas entrevistas de trabajo, me gustaba esperar aquella pregunta típica de ¿qué crees que puedes hacer por nosotros? ¿por dónde empezarías?, para soltarles mi opinión sobre aquellas personas que, desde su entrada en la compañía, se esfuerzan solamente, o bien, en conseguir nuevas fuentes de ingreso sin pensar también en cómo mejorar las actuales, o en cambiarlo todo y a todos, sin analizar las oportunidades latentes o el talento innato de las personas. Todas las compañías quieren innovar y cambiar para crecer, y ponen todo lo que está en su mano para hacerlo posible, pero a menudo no tienen en cuenta que si las bases para asumir esos retos estratégicos no están listas - procesos, organización, personas…- el ritmo de crecimiento se verá afectado o incluso, se interrumpirá.

Leer más